NAMM 2019: Tiempos pasados y actuales se dan cita en el semimodular Behringer Crave, un sintetizador que coge al mercado por sorpresa justo antes del cierre de la feria americana…

Este año, las novedades de Behringer en el salón de Anaheim consistían en la confirmación de varios clónicos y emulaciones extendidas (como es el caso de Pro-1). Pero casi al cierre del NAMM de este año, Behringer Crave surgía en el horizonte, revelando una nueva propuesta original de sintetizador, eso sí, en forma de puro prototipo con aspecto de máquina acabada. Y bien, ya estamos más que prevenidos ante esos métodos de márketing, y no sabemos si al final lo veremos, o acabaremos asistiendo a su potencial lanzamiento dentro de mucho tiempo –pero al menos te adelantamos lo que ya conocemos.

Se trata de un sintetizador analógico semimodular en su propuesta de presentación, que integra un oscilador VCO, un filtro clásico ladder (en escalera) de inspiración Moog, un secuenciador de 32 pasos, y la posibilidad de encadenar varias unidades para conseguir un sistema con 16 voces de polifonía.

Un corazón vintage de eficacia comprobada potencia el sonido de Behringer Crave

Al parecer, las intenciones iniciales de diseño son que Behringer Crave fundamente su oscilador en una variante del chip VCO Curtis 3340, del que puedes leer muchos detalles en este enlace, aunque referidos a los modelos originales. De entrada hay que decir que la versión inicial de dicho circuito híbrido es todo un clásico histórico de la electrónica musical, y potenciaba los osciladores de Sequential Circuits Prophet-5, entre otros modelos con solera.

Behringer ha depositado importantes recursos de desarrollo además de presupuestarios con el fin de generar réplicas de los chips Curtis CEM3340 y 3320 (filtro), entre otros, y éstos son su mejor recurso para fabricar sus nuevos sintetizadores basados en modelos clásicos. También al parecer, su misión de réplica incluye imitar el mismo proceso de fabricación de hace unos 40 años, basado en la tecnología de ocho micras.

Behringer Crave es hoy tan sólo un prototipo, no levantemos llamas...

Behringer Crave es hoy tan sólo un prototipo, no levantemos llamas…

Otros diseños recientes de la compañía –como el semimodular rojo Neutron–, incorporan también esta tecnología replicada. Y como se le presupone a todo concepto de sinte semimodular, en el caso de Behringer Crave su patchbay de conexiones podría romper la ruta prefijada de señal, en busca de cierto margen de flexibilidad en cuanto al diseño de sonido. No resulta extraño que Behringer siga ahora esta senda, explorada con un gran nivel de éxito mucho antes por marcas como Arturia con MiniBrute 2 y otros fabricantes, quizá en busca de beneficiarse de un concepto elevado a foco caluroso del mercado. Pero, ¿llega a tiempo Crave teniendo en cuenta eso?

Sólo por eso podríamos entender el precio anunciado en el vídeo oficial: Una etiqueta con unos ajustados 149€ / 199$ parece indicar toda una declaración de intenciones. Dicho lo cual, esta noticia tan sólo aporta una entusiasta cobertura periodística sobre un breve vídeo, y tras una campaña propia de márketing de guerra. Y al final conviene someter los juicios a, primero, la disponibilidad real del producto, y dos, sus prestaciones reales traducidas a sonido, posibilidades y usabilidad.

Todo lo cual parece un mundo cuando lo consideras en su justo balance. Huelga decir que no hay ninguna fecha sobre planes de lanzamiento o disponibilidad de este prototipo. Claro, seguiremos informando, faltaría más.

Más sobre Behringer Crave | Web oficial (inglés)

 ¿Tienes algo que decir?

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES