Nos referimos a un espacio tridimensional de audio con Ambisonics y el sonido binaural, aunque tanto canales como formatos y métodos definen el trabajo para recrearlo…

En este post breve no pretendemos entrar en un plano profundo sobre los sistemas de audio Ambisonics y de sonido binaural, pero sí darte un esquema rápido de ideas para que no formes parte por más tiempo de quienes confunden esos mundos (si es que estabas entre los confusos, claro).

Por un lado, el sistema Ambisonics aporta una técnica de grabación, procesamiento y reproducción que permite la escucha de cualquier archivo de audio a través de una instalación de altavoces ideada para una percepción de sensación tridimensional.

El sistema Ambisonics procede de los trabajos realizados en los años 70 del pasado siglo por el visionario grupo de investigación británico National Research Development Corporation, pero curiosamente, no alcanzó por entonces el panorama comercial. Más bien tuvo que esperar para una opción de universalidad surgida por el mundo de los videojuegos y el auge de la Realidad Virtual (VR); en dichos entornos virtuales, la escucha de audio esférico en 360 grados es una necesidad que aporta realismo y una sensación de inmersión a los jugadores.

Sonido Binaural: Un par de oídos, un cerebro compositor, y física del sonido

Cuando hablamos de sonido binaural, focalizamos puramente sobre la experiencia auditiva –la escucha–, ya que ésta consiste de una forma básica en la recreación de un sonido tridimensional a través de sólo dos canales de audio. Muchas veces referido al uso de auriculares (aunque puede ser experimentado en monitores con disposición de campo muy cercano), el sonido binaural parece ciertamente mágico: Y es que a diferencia del tradicional sistema estéreo –el cual define un campo con un punto central de escucha, los extremos izquierdo y derecho, más todos los puntos intermedios–, el sonido binaural permite ubicar fuentes sonoras por encima del oyente e incluso por detrás. Con sorpresa mayúscula, una producción definida para escucha binaural desborda en sonidos que proceden de múltiples puntos, con el resultado de generar un sonido que parece llegar desde todas las direcciones.

Popularizado en los últimos años por algunos YouTubers avispados con el nombre de «sonido 8D«, este audio binaural juega en realidad con nuestra forma de escuchar y la propia interpretación que hace nuestro cerebro de esa información.

Varias marcas de microfonía ofrecen utilidades software y plugins gratis que permiten trabajar con dichas señales Ambisonics en el contexto de tu DAW…

Ejemplos increíbles en la Red: La experiencia binaural de RTVE Playzcast

¿Quieres un ejemplo sumamente interesante, y que quizá te lleve a experimentar una dimensión inédita para ti? Pues nos encanta enlazar el repositorio de Playzcast, producido por el ente público de RTVE, que ofrece diversos ejemplos de podcasting concebidos para reproducción binaural.

Escucha ahí desde varios relatos con múltiples voces y audio de localización/ fooley, puramente radiofónicos, a contenidos que explotan los géneros de fantasía, humor, comedia o incluso terror… Y todo financiado con dinero público –así que hablamos de una experiencia de todos que merece y debe ser disfrutada [aquí tienes el enlace hacia Playzcast]. Escucha la entrevista con Mayca Aguilera, realizadora de Ficción Sonora en RNE, y una de las responsables de crear la ambientación envolvente única de la primera serie de podcast binaural de España…

La popularidad de Ambisonics frente al sonido holofónico

Aunque el sonido binaural, también conocido como holofónico, está sometido a una ‘montaña rusa de popularidad’, que sube y baja por tiempos, es el audio Ambisonics el que ha triunfado de forma masiva. Y es así por el ya indicado auge de la Realidad Virtual, con los contenidos musicales y de efectos ofrecidos en videojuegos que prometen una experiencia inmersiva y vívida de audio en 3D. En ese sentido, los afamados desarrolladores de Codemasters han contribuido con fuerza a la difusión y disfrute del sistema, en juegos multiplataforma de clase mundial como Colin McRae: DiRT 2, F1 2010 & 2011, y Dirt: Showdown, por ejemplo.

Para esta escucha esférica de 360 grados, la fase de producción contempla una esfera sonora de grandes dimensiones que ubica el sonido procedente de diversos puntos en un espacio 3D; el punto global de referencia es central, y coincide con la ubicación equidistante en el centro de la esfera donde colocaríamos un micrófono de captación sobre cuatro ejes.

El micro ambisónico RODE NT-SF1 en una grabación de localización

El micro ambisónico RODE NT-SF1 en una grabación de localización

Bien, ya suponemos que tú, aquí en Future Music, te estarás preguntando por la naturaleza de dicho micrófono. Para las producciones en Ambisonics, los ingenieros y productores suelen emplear un micrófono de un solo cuerpo, aunque éste dispone de una combinación tetraédrica con cuatro o más cápsulas microfónicas de tipo condensador con patrón polar cardioide (omnidireccional). Y obviamente, dicho micrófono es capaz de entregar cuatro salidas independientes de audio que, una vez combinadas, representan una dimensión esférica del sonido captado, procedente de todas las direcciones con respecto al punto central. Aunque también es importante tener en cuenta el plano horizontal de dicho espacio sonoro, esférico y virtual.

¿Qué tal si te descubrimos que puedes acceder gratis a la colección Ambisonics Sound Library, repleta de grabaciones esféricas con licencia Creative Commons?

El trabajo puro de producción del audio tridimensional: Formatos y conversiones

Llegados a este momento, partiríamos con esas cuatro señales de sendas cápsulas, entregadas en lo que denominan ‘A-Format’ (o ‘Formato-A’ en español, fácil). Pero Ambisonics trabaja en un formato diferente, que llamamos ‘B-Format’, una circunstancia que implica la necesidad de una conversión entre ambos formatos –también de fácil denominación, como ‘A-B-Format Conversion’. Y por cierto, desde ese momento, los canales reciben la nomenclatura de W, X, Y, y Z…

En un aspecto práctico, es posible considerar el sistema Ambisonics como una extensión tridimensional del Mid/Side Estéreo, aunque con la provisión de canales diferenciales extra para altura y profundidad. Y ese conjunto de señales que resulta tras el procesamiento es el ya comentado ‘B-Format’. De modo que los canales componentes son ‘W’ para la presión sonora (la ‘M’ del M/S), ‘X’ para el gradiente de presión sonora frontal menos el posterior, ‘Y’ para la información izquierda-menos-derecha (en realidad, es la ‘S’ del Mid/Side, y ‘Z’ para la información de arriba-menos-abajo, respecto al comentado plano horizontal.

Menudo lío, pensará más de uno entre nuestros seguidores… Pero toda esta asignación y procesamiento son transparentes en la práctica. Y la razón es que las marcas de microfonía ofrecen utilidades software y plugins que permiten trabajar con dichas señales en el contexto de un DAW.

Las herramientas del negocio: Muchas son gratis para que experimentes

Hablando de esos plugins y otras piezas útiles de software, no hace mucho tiempo publicamos un interesante post acerca del procesador RODE SoundField. Lo ofrecen en descarga gratuita, y provee un panel muy intuitivo para posicionar señales, e incluso simular micrófonos virtuales con Ambisonics.

El panel gráfico de RODE SoundField, 'aprobado por los usuarios'

El panel de RODE SoundField, ‘aprobado por los usuarios’

Esta mención nos pone en la misma vía, atendida por otros fabricantes con sus respectivas herramientas: Por ejemplo, Ambeo A-B Converter es el plugin propietario de Sennheiser para realizar la conversión entre los formatos que nos dice su propio nombre, y también es gratis.

Ambeo A-B Converter, el plugin gratis de Sennheiser para Ambisonics

Ambeo A-B Converter, el plugin gratis de Sennheiser

Ya imaginas que los micrófonos ‘ambisónicos’ o espaciales no son gratuitos ni sencillos, obviamente. De hecho, los fabricantes están ofreciendo gratis estas herramientas software de conversión con el ánimo de fomentar el interés de los usuarios en los productos relacionados de microfonía. En la vertiente de RODE, el modelo NT-SF1 (1.039€) marca la pauta a seguir, mientras que los mencionados Sennheiser tienen su contrapartida con el micrófono tridimensional AMBEO VR Mic (1.369€). Y otras marcas despliegan una oferta variada que merece ser comparada cuando te dispongas a capturar fuentes sonoras en 3D.

Pero ya que nos dirigimos a productores musicales como tú, nada te impide cargar esos plugins en tu DAW para trabajar con archivos de audio ya existentes. ¿Qué tal si te descubrimos, además, que puedes acceder gratis a la colección Ambisonics Sound Library de la marca SounField, repleta de grabaciones esféricas con licencia Creative Commons? Ya imaginarás que todo empieza a cobrar formas muy atractivas en el camino de la creatividad y la experimentación.

Y pongamos la guinda del pastel, enlazando los sistemas comentados: Es posible escuchar audio Ambisonics de forma binaural a través de auriculares. Si usas Steinberg Cubase, por ejemplo, el plugin VST nativo AmbiDecoder solventará la decodificación para ti desde la ‘Control Room’. Pero esto es algo que, ya mejor, os contamos otro día…

Más sobre Ambisonics y Sonido Binaural
| Jarre: Escucha el estéreo VS binaural de Amazônia

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES