¿No logras mover tu música en Facebook? Bien usada, la red social puede ser una herramienta muy potente…

No son ajenas las quejas de muchos músicos sobre el valor real de las plataformas sociales en lo que toca a la promoción musical. Que si mucho de Facebook o Twitter, técnicas de redes sociales a tutiplén… pero que ellos no consiguen nada -sólo frustrarse.

Las redes sociales pueden ser una herramienta muy poderosa de promoción musical, personal y de proyectos, pero se hace necesario seguir ciertas pautas en cuanto a su empleo, además de una disposición natural de los emprendedores para correr pequeños riesgos y ser audaces. Pero antes de nada, conviene reflexionar sobre un par de preguntas básicas.

¿Cuál es la mejor red social para mover tu música?

A todas miras, Facebook debería ser la red social que «te haga tilín». Entre sus fortalezas, la creación de eventos, el funcionamiento líquido del muro, el índice de gente conectada en cualquier momento, son detalles que facilitan sobremanera la interacción de ti y tú música con otras personas, amigos y fans.

En el otro extremo y muy a su manera, Twitter tiene un muro o timeline que publica todo de forma cronológica, sin ninguna mediación de algoritmos que filtren por intereses y otros factores «sociales». Así las cosas, la información viene y va demasiado rápido y obliga a desplegar un alto ritmo de tweets para que otros usuarios se vean impactados realmente por lo que publicas.

Twitter supone demasiado trabajo para los pocos resultados que brinda, así que no te lo aconsejamos como plataforma de promoción musical. Por algo trata de parecerse a Facebook, la red social que sigue desplegando un crecimiento vertiginoso.

¿Tu material tiene un mínimo de calidad para la promoción musical?

Facebook es una herramienta muy valiosa para promoción musical, pero nada sirven sus opciones si tu material es malo. No hablamos de la perfección, pero si tienes una banda, por ejemplo, no deberías subir siempre vídeos de móvil -nos referimos a ese tipo de situaciones. En tal caso, sería mejor recurrir a una cámara HD equipada con un micrófono decente, de forma que incluso los ensayos sonasen bien.

Por otro lado, no es recomendable esperar a tener un videoclip de producción profesional para lanzarte con tu promoción. Incluso las grabaciones de iPhone sirven en muchas situaciones. A veces, los pequeños detalles suponen grandes diferencias: piensa en el margen adicional de «credibilidad» que tiene cualquier vídeo de situación que incluya audio por línea (o sonido de cierta calidad) frente a un clip repleto de ruidos ajenos, interferencias, ocultaciones y cambios de fase.

¿Cómo demonios sabrá alguien si le gusta o no tu grupo si tan sólo compartes un cartel con la fecha del próximo concierto?

El material audiovisual de calidad es básico para una buena promoción musical en las redes sociales. Estamos cansados de ver páginas de bandas que sólo publican cartelitos de sus próximos bolos…. ¿Cómo demonios sabrá alguien si le gusta o no tu grupo si tan sólo compartes un cartel con la fecha del concierto?

Consideradas esas dos cuestiones que consideramos de fundamento básico, nos disponemos a darte algunas pautas primordiales para que empieces a sacar «jugo promocional» a Facebook de una forma productiva.

1 – Mantén separados tu perfil personal y tu FanPage artística (si ya la tienes)

Son dos ámbitos muy distintos: si ya tienes un perfil personal con tu nombre real o artístico, podrías usarlo como base, pero es recomendable que tu proyecto musical disponga de una página propia, la cual estará vinculada a tu perfil personal.

Y deberías hacer esto incluso si tu proyecto musical es individual. Si por ejemplo te llamas James McDowell, tu página podría ser James MacDowell (Official). Te preguntarás por qué es recomendable hacer esto, incluso necesario, añadiríamos. Pues en principio porque desde un perfil personal no es posible promocionar eventos y posts con dinero (un recurso importante, como luego veremos).

No sabemos ahora si Facebook se mantendrá funcional durante todas nuestras vidas, pero a lo largo de los años es muy seguro que tendrás varios proyectos musicales, así que ese método te ayudará a gestionarlos de una forma ordenada.

Un ejemplo de de fanpage bien usada - Juanito Makandé

Un ejemplo de fanpage bien usada: Juanito Makandé

2 – El vídeo mató a la estrella de la Radio, o el poder de la imagen

Lo que introducimos ahora bien podría ser lo más importante para una promoción musical productiva: cualquier fanpage debería tener vídeos en su muro, bien enlazados desde YouTube o bien alojados directamente en Facebook. Es otra recomendación práctica que nos lleva hasta la siguiente cuestión… ¿Es mejor publicar tus vídeos en Facebook o será mejor abrirte un canal en YouTube y alimentarlo, para luego compartir algunos vídeos en Facebook?

Sin ninguna duda, recomendamos que te hagas un canal en YouTube, sí o sí -de ese modo disfrutarás de las ventajas de las dos redes sociales más populares del Planeta. Si lo haces y compartes tus vídeos en tu página de Facebook, a medida que los usuarios los vayan compartiendo también crecerán tus reproducciones en YouTube. Al final será el propio sistema de YouTube el que sugiera tus vídeos a otros usuarios, y de ese modo irás ampliando tu base de público.

Es evidente que son necesarias miles de comparticiones de posts y reproducciones de un vídeo para entrar en ese juego. Pero la teoría funcional es que Google mide el impacto de tus contenidos en las redes sociales, y si detecta una actividad positiva en Facebook y otras redes, tus vídeos relacionados escalarán de posiciones en YouTube (pues Google es la compañía matriz del popular sitio para publicar clips).

Mucha gente quiere mover su música sin gastarse un euro en promoción, nada más lejos de la realidad práctica de Internet…

Ya ves que nuestra opinión es muy sólida en cuanto a los canales en YouTube, pero no por ello conviene olvidarse de subir algunos vídeos en Facebook. Una de sus grandes ventajas es que cuando un usuario los ve en su muro, se empiezan a reproducir automáticamente con sólo pasar por encima de ellos y sin hacer clic -esto es muy bueno para llamar la atención y, además, se acompañan de un botón ‘Me Gusta’ de tu página. Esto de la reproducción que empieza sola a lo poltergeist no pasa con los vídeos de YouTube, cuyo visionado requiere hacer clic sobre su botón ‘play’.

Todo lo dicho sirve del mismo modo para Soundcloud, que podríamos calificar como el auténtico «YouTube de la música», máxime cuando los reproductores de este popular sitio se incrustan sin mayor problema en Facebook.

3 – Cómo empezar a mover tu proyecto musical en Facebook

Todo empieza invitando a tus amigos, en un acercamiento por capas según el nivel de afinidad con la gente -como una cebolla, según el concepto de amistad de Shrek. Pero suponemos que tú no te quieres conformar con esto, y ya estás muy cansado de sólo llenar tus conciertos con amigos o familiares

Es una desgracia que en España y otros países se dé el caso de que buenas bandas ofrezcan muy buena música casi siempre ante su gente cercana. Ellos siempre estarán ahí, por supuesto, pero Facebook puede ayudarte a generar nuevo público y seguidores potenciales, aunque se requiere un poco de audacia. Bajo nuestro prisma, ese «poco» podría implicar una inversión controlada en publicidad.

La concepción de mucha gente es promocionar su música sin gastarse un euro en promoción musical, nada más lejos de la realidad práctica de Internet, donde un océano de opciones sumerge cualquier elemento en sus profundidades. Ese concepto está muy lejos de lo que llamaríamos audacia.

La realidad es que mucha gente no se atreve a invertir ni 50 céntimos. Y no hace falta disponer de un gran presupuesto de tipo multinacional: te sorprenderías de todo lo que es posible conseguir invirtiendo sólo 20 euros. Nuestra argumentación se basa en que la promoción musical pagada en Facebook resulta ser sumamente potente y bastante barata cuando se filtran las audiencias. Es en dicha posibilidad de segmentar a tu público donde radica el auténtico potencial.

Posts patrocinados en Facebook: un ejemplo de segmentación en proceso

Posts patrocinados en Facebook: una acción de segmentación musical

Fíjate en el siguiente ejemplo que bien podría ser real ahora mismo:

  • Comparte un nuevo vídeo desde tu canal de YouTube en tu fanpage de Facebook
  • Promociona ese post eligiendo edad, geolocalización y gustos musicales del público destino -imagina que apuntas hacia un género popular del momento, o tu sonido se inspira en el de productores o DJs muy conocidos, y por supuesto, puedes incluir esos términos y nombres para realizar la segmentación…

¿Te vas haciendo a la idea del potencial de este recurso? Si defines tu audiencia de una forma certera y la segmentas, podrías invertir unos 20€ (unos 23$) para alcanzar a unas 15 – 20.000 personas, de modo que cada clic en tu vídeo resultase a un céntimo. Dichas reproducciones sumarían en tu canal de YouTube, que pasaría a sugerirte usuarios de gustos afines.

La idea es sugerente, aunque en el mundo de la promoción musical en redes sociales se requiere práctica y tener las ideas muy claras para obtener resultados acordes a la inversión realizada en publicidad -pero funciona más o menos según lo hemos descrito. También es de vital ayuda que tu página en Facebook tenga miles de «Me Gusta», porque aquí viene la moraleja: hace mucho tiempo que ya no es posible llegar a un alto porcentaje de tus seguidores si no es recurriendo a estos post patrocinados de pago.

Te animamos a que hagas las cosas de esta forma y experimentes con algún post de pago en Facebook si quieres dar a conocer tu música ante públicos diferentes. Las posibilidades son enormes y en próximos posts aportaremos más trucos, pues hay muchas opciones por considerar. Si te ha gustado esta información, no dudes en compartirla usando los botones sociales, y escribe más abajo tus ideas y comentarios, si así lo deseas.

Si quieres más contenidos interesantes para músicos y te interesa aprender más cosas te invitamos a visitar nuestra web blog.buscarinstrumentos.com

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES