Mezcla, EQ, masterización… pero la mayoría de veces olvidamos algo básico para mejorar nuestras producciones: afinar los bombos de las baterías. Te damos técnicas para mejorar el acabado de tus pistas…

La afinación del bombo respecto al tono y la nota nota raíz de tu tema, es uno de esos pequeños trucos secretos que perfeccionan realmente una mezcla final. Puede marcar la diferencia entre que tu producción suene solamente bien o vaya un poco más allá. Si bien puede parecer algo complicado, una vez domines el proceso ya no habrá vuelta atrás.

En este tutorial, te enseñaremos un par de métodos que puedes utilizar para afinar tus bombos en Apple Logic Pro X, aunque también puedes aplicar las mismas técnicas con otro software DAW, utilizando sus herramientas y plugins nativos particulares.

Creemos necesario puntualizar que no todos los bombos contienen necesariamente un tono raíz claro y definido, sobre todo si tienen una caída muy rápida o suenan ruidosos y distorsionados. Su afinación no será tan importante en estas circunstancias, pero al menos marcará un buen punto de partida para que encajen mejor en tus temas.

Cómo afinar bombos – utiliza un sampler

Primero, vamos a necesitar un sample que contenga un tono bueno y claro -usaremos ‘Resonate_Kick_Mid22’ de la colección Resonate – Analog Drum Samples de Mode Audio. La única otra pieza en el kit que necesitamos al utilizar este método es un sampler, así que abrimos ‘Ultrabeat‘ en una pista de instrumento vacía -es un sampler para baterías, nativo en la distribución de Logic, como seguro ya sabrás.

Como hemos dicho anteriormente, trabajamos con nuestro propio sample, así que hacemos clic-derecho sobre una de las ranuras de ‘Ultrabeat’ y seleccionamos ‘Init > Samples’ en el menú desplegable para vaciar ese slot. Ahora ya podemos arrastrar el archivo de audio ‘Resonate_Kick_Mid22’ sobre el display de la forma de onda para cargarlo.

Si no tienes dicho sample, te damos el ejemplo: así suena el bombo:

Para cambiar el tono del sample, todo lo que tenemos que hacer es arrastrar la barra roja cercana al parámetro ‘osc2’ -verás que al moverla hacia arriba o abajo, el tono que se presenta irá cambiando.

Esto es conocido como “afinación sobre la marcha”, y lo que hacemos es ir cambiando el tono en intervalos de un semitono -también puedes conseguir una afinación más precisa, arrastrando el  puntero sobre la etiqueta ‘0c’ que se muestra justo debajo del parámetro ‘pitch’. Utilizando este control más preciso, la afinación se mueve en intervalos de centésimas.

Encontrando la nota raíz: afinación en el contexto

Pues ya tenemos nuestro bombo elegido y sabemos cómo afinarlo. Pero todo esto no tiene sentido si no disponemos de otros sonidos con los que afinarlo. Vamos a utilizar una sección de la demo musical de Mode Audio Resonate para demostrarte este proceso.

Ahora hemos añadido algunas notas de sintetizador, una sección de percusión y una línea de bajo. Ya podemos afinar nuestro bombo a la nota raíz (o clave) de nuestra canción. Si abrimos el editor MIDI de nuestra parte de bajo, presentará ocho compases con la nota clave Mi (no importa si es menor o mayor para nuestro cometido), así que está será la nota según la que afinaremos nuestro bombo.

Echando mano del práctico plugin ‘Tuner’ de Logic Pro X, podemos comprobar que nuestro bombo tiene el tono en La (‘A’ en notación anglosajona), así que debemos afinar correctamente nuestro bombo desde La a Mi para esta sección del tema.

Si no estas utilizando Apple Logic, hay plugins de afinación gratuitos disponibles para averiguar el tono de tus samples, como Melda Production MAutoPitch (disponible como parte de su conjunto de plugins gratuitos MFreeEffectsBundle). Este proceso es algo complicado, y estos plugins no son totalmente fiables, así que necesitarás bastantes intentos y pruebas de ensayo y error.

Volviendo a nuestro tutorial, recuerda que una escala cromática completa contiene las siguientes 12 notas:

Do, Do#, Re, Re#, Mi, Fa, Fa#, Sol, Sol#, La, La#, Si

Así que, para bajar de La a Mi, tenemos que mover el tono del bombo cinco pasos o semitonos. Volviendo a ‘Ultrabeat’, sólo tenemos que bajar cinco semitonos la barra roja para conseguirlo. La única pega es que ‘Ultrabeat’ siempre presenta la nota raíz como Do, incluso en este caso en el que sabemos que es La. Por lo tanto, para movernos desde La hasta Mi, de hecho, nos moveremos de Do a Sol.

Escuchando el bombo tanto antes como después de la afinación, se demuestra el efecto tras este proceso -aquí tenemos el loop con el bombo en su nota original:

Y ahora escucharás el mismo loop con el bombo afinado de una forma apropiada:

Parece que se ajusta mejor, ¿no lo crees así?

Cómo afinar bombos: el uso de ‘Flex Pitch’

Ahora que hemos escuchado bien claro los beneficios de afinar nuestros bombos, veamos el segundo método. Nuestro primer método de afinación funcionaba bien con pequeños cambios, por ejemplo sobre una octava, pero ten en cuenta que este proceso también afecta a la reproducción del sample. Bajando su tono lo alargamos y al contrario, acortamos la muestra al subir de tono.

Si queremos cambiar el tono sin afectar al tiempo (la duración) de nuestro sample, necesitaremos algo llamado vocoder de fase. Por suerte para los usuarios de Logic Pro X, tenemos un phase vocoder al alcance de nuestras manos: el ingenioso ‘Flex Pitch’. Muchos software DAW de última generación tienen sus propios procesadores de tono y tiempo nativos, así que échale un vistazo al manual para asegurarte si dispones de uno en caso de que no trabajes con Logic.

Para utilizar ‘Flex Pitch’ tenemos que trabajar directamente con audio, así que vamos a consolidar nuestro patrón de bombo de ‘Ultrabeat’ sobre una nueva pista de audio para trabajar con el audio.

Ahora ya podemos activar la función ‘Flex Pitch’ dándole al botón con el icono de reloj de arena tumbado en la vista del editor de audio. Abre el piano roll, haz clic fuera de la nueva pista de audio y vuelve de nuevo para abrir la vista del editor de audio; ahora navega por el menú desplegable de ‘Flex Pitch’.

Podemos ver que ‘Flex Pitch’ ha identificado el tono de nuestro bombo, principalmente como un alejado Fa -¡después de todo no dijimos que fuera una ciencia exacta! Ahora tampoco tenemos que preocuparnos por esto, ya sabemos que sólo hemos de bajar el tono en cinco semitonos. Para hacerlo, seleccionamos todas las notas ([cmd + A] nos permite hacer esto o bien mantener apretado [shift] mientras hacemos clic sobre las notas), y arrastramos hacia abajo hasta Mi.

La escucha del resultado revela algo curioso…

El tono ha cambiado definitivamente, pero algunos de los transitorios suenan como con un ligero eco de repente. Esto es debido a la utilización del vocoder de fase y a su propia naturaleza operativa, que inevitablemente introduce “artefactos” sonoros en nuestro audio. El beneficio, no obstante, es que el sonido de bombo mantiene una gran parte del timbre y el carácter originales.

De nuevo, las pequeñas variaciones suelen sonar mejor que las grandes transposiciones, y serás capaz de afinar samples sin sacrificar excesivamente los transitorios (la porción de ataque más “afilada” de un sonido) más allá de los que ya tienen. Como en el caso que hemos utilizado, la experimentación es la clave. Aquí tienes un cambio de tono de sólo dos semitonos, el cual suena mucho más adecuado:

Enróllate con esos bombos

Ya elijas el uso del sampler o el del vocoder de fase como método para afinar tus bombos, esperamos que las demostraciones arriba expuestas te hayan demostrado lo poderosos que pueden resultar estos procesos para asentar correctamente los bombos en tu mezcla.

La mayoría de veces, probablemente uses estas técnicas de manera sutil para lograr ligeros cambios de tono y conseguir unos acabados de mejor calidad. Pero como siempre, estos procesamientos pueden ser llevados al extremo y obtener inesperados y extraños efectos. ¡Así que buena suerte y sé creativo!

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés “How To Tune Kicks In Logic X” pertenece al blog Magazine de Mode Audio.