Usa Ableton Link para ampliar tus opciones en directo –o incluso asegurar lo que ya haces…

Desde que Ableton Link fuese anunciado en Noviembre de 2015, han pasado muchas cosas –y todas ellas buenas. Empezando por su adopción acelerada como vía para sincronizar apps entre sí o con software DAW, siguiendo por la implementación desde algunas aplicaciones clave como Traktor, Maschine, Reason o Serato. Y más recientemente, su implantación en herramientas que emplean los VideoJockeys (o VJs para los amigos).

Y somos muy conscientes de que Ableton Link puede alcanzar más empleos prácticos que los puramente consistentes en la sincronización. Así que hemos preparado este post de análisis de situaciones, donde abordamos cinco formas para sacar más provecho de esta apasionante tecnología –algunas de ellas de plena supervivencia en directo. Empezamos…

Revoluciona tus performances de contenidos AV

¿Crees que tus actuaciones en directo se quedan cojas sin la introducción de gráficos y visuales sincronizados con la música? En este sentido, da igual si delegas dicha labor en un compañero VJ o te encargas tú mismo de mezclar el audio con el vídeo mediante aplicaciones potentes como VDMX o Resolume.

En tales casos, la introducción de Ableton Link implica una menor complicación de cableado MIDI, al tiempo que te aseguras de que el material visual se mantenga en sincronía con tu música. Y parece importante destacar que no sólo aquellos artistas de directo pueden beneficiarse de la integración con dicho software para vídeo y visuales; y es que si eres DJ de Traktor o Serato, también tienes ante ti la posibilidad de integrar VDMX o Resolume para enriquecer tu puesta en escena.

Mira este tutorial de Zero To VJ, que presenta una de estas situaciones de sincronización entre Traktor y Resolume 6

Korg Volcas y Teenage Engineering Pocket Operator en sincro vía Ableton Link

Por medio de la app SyncKontrol sincronizamos cualquier sintetizador o caja de ritmos de la serie Korg Volca. Y aprovechando que comparten el mismo tipo de señal para sincro, también cualquiera de los diminutos y sorprendentes Pocket Operator de Teenage Engineering.

Esta app brinda una muy útil prestación de tap tempo y, como funcionalidad adicional, permite imprimir swing. Para una mayor diversión, combina todo con otras apps de Apple iOS o cualquier otra aplicación compatible. Y si quieres añadir un componente extra, echa mano de la app Beat Detect. A grandes rasgos, esta app “escucha” a través del micrófono del dispositivo iOS que emplees, y se adapta al tempo de la música –y en consecuencia, el resto de aplicaciones queda sincronizado al momento. Y ya te imaginas que es posible emplear Beat Detect con cualquier otra app compatible con Ableton Link.

Aquí tienes un breve vídeo de haQ attaQ que presenta la sincronización de PO-28 Robot y Korg iKaossilator, vía Ableton Link, por supuesto…

Sincroniza apps musicales de Apple iOS con equipos hardware

El DAWless es un fenómeno creciente, y es que vemos cada vez más configuraciones de directo basadas sólo en hardware –esto es, sin intervención de ordenadores y mucho menos DAW para el control del setup. ¿Qué te parece la idea de crear música en tu estudio sin usar ordenadores? Casi podríamos decir incluso que un modelo reciente de iPad, junto a un ecosistema interesante de apps musicales, podría estar en determinados momentos más cerca del hardware dedicado que del universo DAW.

En cualquier caso, es más que probable que desees integrar tu iPad con el resto de equipos hardware, y sincronizar todo por MIDI. En algunas apps tenemos el soporte de salida MIDI, pero si lo que quieres es lo contrario –es decir, que reciban MIDI Clock–, el asunto se complica sobremanera.

Link To MIDI convierte MIDI Clock en una fuente de sincro para Ableton Link y viceversa –imagina la versatilidad que consigues usando esta pequeña utilidad gratuita…

Dicho lo cual, y antes de seguir adelante, piensa que necesitarás un interface de audio class compliant y que no tome alimentación de bus para disponer de MIDI In/Out en tu dispositivo iOS. Lo primero, class compliant, implica que el interface es capaz de autoconfigurarse y no requiere drivers, de modo que las apps lo detectan de forma automática. Y además, en muchas ocasiones necesitarás emplear un adaptador Camera Kit original de Apple.

Hay muy buenas opciones de interfaces con esos pormenores, como Focusrite Scarlett 6i6, Steinberg UR22 o RME Fireface UC. Si sólo buscas conectividad MIDI básica para tu dispositivo iOS, un interface sencillo como M-Audio MIDIsport UNO te dará el camino. Y toda vez que tengas arreglada la configuración, podrás recurrir a la app gratis Link To MIDI para conectar la capa MIDI con el sistema Ableton Link. Esta mágica pieza de software convierte reloj MIDI en una fuente de sincro para Ableton Link y viceversa, así que ya te imaginas el nivel de versatilidad que se consigue con esta pequeña utilidad disponible de forma gratuita.

Y ahora te dejamos con un vídeo de G-Stomper, que demuestra las facilidades de Link To MIDI Bridge para conseguir algo parecido en dispositivos Android

Trapecistas con Ableton Link: actúa con una red de seguridad

Puede que lleves a directo un live set, o quizá actúes con Traktor, Serato u otras plataformas: sea el caso que sea, nunca está de más que dispongas de un sistema de apoyo por si todo sale mal. Y por descontado que eso podría ocurrir: imagínate actuando ante 4.000 personas entregadas, y que de repente, tu interface de audio tenga inestabilidades, o que algún cable dé problemas por el uso, o… [indica aquí tu pesadilla favorita que no querrías experimentar].

Un gran recurso para afrontar ese tipo de situaciones es usar un iPhone o iPad con alguna aplicación capaz de generar beats, secuencias y líneas –iMaschine, iMPC, Launchpad, Groovebox, por ejemplo. La idea es que sincronices tu PC o Mac portátil que ejecuta Traktor, Serato o lo que sea, con tu dispositivo iOS utilizando Ableton Link. Y luego dejas corriendo en segundo plano una secuencia, groove o beats con el audio encaminado hacia el mezclador, aunque manteniendo bajado el fader de canal.

¡Podrías unirte a tu sesión sin que la gente se percatase del paro, ya que habrías estado conectado mediante Ableton Link en todo momento!

Así las cosas, si ocurriese una fatalidad, al menos tendrías el recurso de subir ese fader y echar mano de ese contenido, para evitar el vacío patético de quedarte mudo ante el público. Eso te dejaría algo de tiempo para reiniciar tu portátil (especialmente si integra un disco SSD), verificar los cables a través de canales en pre-escucha o lo que decidas, pero siempre con algo de música de fondo, lo cual es de mucha ayuda.

Y en el momento que hubieses recuperado todo y estuvieses listo para volver al set, ¡podrías unirte a tu sesión sin que la gente se percatase del paro, ya que habrías estado conectado mediante Ableton Link en todo momento! Eso sí, acuérdate de activar Ableton Link si hubieses tenido que reiniciar tu portátil.

Diseña un sistema redundante sincronizado mediante Ableton Link

Basándonos ahora en los pasos tres y cuatro de este post, la quinta recomendación aborda la idea de crear un sistema redundante para asegurarte la integridad de tus actuaciones en directo. O dicho de otro modo, se trataría de tener el equipo por duplicado, en plan tecnología de la NASA, haciendo lo mismo en cada máquina. Y todo ello ante la eventualidad fatal de que si uno nos falla, el otro se mantendrá en funcionamiento.

Es evidente que esta propuesta está más recomendada en el caso de bandas y puestas en escena a lo grande, donde nada se deja al azar y todo sigue un cálculo pormenorizado. Una de las primeras veces que lo vimos fue con Underworld (La Riviera, Madrid, 13 de Junio de 2003), quienes literalmente llevaban doblada una configuración basada en Logic Pro, ejecutándose en paralelo sobre dos Mac.

Si en algún momento el ordenador principal fallase, el que tengamos como secundario entraría en acción de inmediato y seguiría funcionando en el mismo punto donde quedó…

Este tipo de usos implica un ordenador destinado a enviar claquetas a los miembros de la banda, reproducir bases pregrabadas cuando toque o contenidos audiovisuales, e incluso todo a la vez. Y para crear un sistema redundante necesitaremos, en efecto, dos ordenadores con sus propios interfaces de audio y demás. Los conectaríamos vía Ethernet para crear una red que permitiese el soporte de Ableton Link, y usaríamos un controlador MIDI capaz de comunicarse tanto vía USB como MIDI.

En este caso, el aclamado controlador Arturia BeatStep Pro sería un buen candidato, por ejemplo. Mapearíamos alguno de sus pads en Ableton Live –o sobre cualquier otro DAW compatible con Ableton Link– con la finalidad de controlar el transporte de reproducción en ambos equipos, y nos aseguraríamos de que Link estuviese activo y reconocido por ambos. De ese modo, en el momento que pulsásemos el pad asignado al botón de ‘Play’, se lanzaría la reproducción de ambos equipos de forma simultánea. Así las cosas, y si en algún momento el ordenador principal fallase, el que tengamos como secundario entraría en acción de inmediato y seguiría funcionando en el mismo punto donde quedó.

Resulta impresionante comprobar las formas en que el uso de la tecnología Ableton Link nos permite abaratar costes y, además, escuchar sesiones en Live exentas de problemas de pistas desplazadas. Y todo ello sin dar la espalda a la práctica y bienvenida compensación de retardo. Fíjate en este vídeo que detalla cómo crear un sistema redundante de la vieja escuela…

¿Te surge alguna duda sobre las configuraciones de Ableton Link? ¿O tal vez ya utilizas Link de una manera totalmente diferente a las que exponemos aquí? En CutOff Pro Audio estarán encantados de que contactes con ellos y les plantees cualquier pregunta o cuestión, incluso sobre recomendaciones de sistemas, equipos y técnicas. También puedes escribir comentarios y preguntas más abajo…