Te ofrecemos la segunda entrega de nuestra «Enciclopedia de la Computermúsica«. Recuerda que se trata de una relación de los términos y técnicas más habituales que se usan en la tecnología musical.

Es un contenido que hemos diseñado expresamente para nuestros lectores que empiezan a crear su música, pero también es una documentación de fondo que puede venir bien a cualquiera. Vamos entonces con lo más importante sobre el mundo de la tecnología musical, esta vez en clave de la letra ‘B’. Puedes consultar todas las entregas de esta serie desde su repositorio. Bajo
La zona inferior del espectro de frecuencias audibles por el oído humano.
En su gama de frecuencias más baja, los bajos se perciben o sienten más que escuchan, y esa gama suele ser conocida como subgraves. Como regla general, los bajos suelen ser cualesquiera frecuencias por debajo de 250Hz, mientras que los subgraves están comprendidos entre 20 y 80Hz.

En cuanto a los instrumentos, se considera que un bajo de guitarra o un contrabajo estándar son capaces de generar notas entre Mi1 y Sol4, un buen detalle que debes tener en cuenta al programar tus partes de bajo con otro tipo de sonidos.

Balance (panning)
Distribución del audio entre los canales izquierdo y derecho de la imagen estéreo.
En los mezcladores analógicos, cada canal es normalmente mono, y el control de balance se usa para panoramizar los sonidos a izquierda o derecha, de forma que el gran reto consiste en crear un balance sonoro entre los altavoces. Los mezcladores software funcionan con canales mono y estéreo, y en el caso de estos últimos, el control de panoramización determina los niveles relativos de las señales izquierda y derecha, en lugar de distribuir una señal a izquierda o derecha.

Balanceada (conexión)
Un sistema que emplea conexiones balanceadas es menos susceptible a las interferencias indeseadas, como el zumbido de 50Hz de alimentación eléctrica y otras. Además, una conexión balanceada es capaz de transportar una señal de audio limpia sobre una distancia mucho mayor que una conexión no-balanceada. Así suele ser habitual que los técnicos de escenario conviertan en balanceadas las señales de mezcla o instrumento que les entregan los músicos, para llevarlas hasta la mesa central de control.

Banda
Se trata de un rango dado de frecuencias (20Hz a 20kHz, o 1kHz a 4,5kHz, por ejemplo).
Algunos procesadores plugin o hardware dividen la señal entrante en bandas múltiples para su procesamiento dedicado, mezclándolas de nuevo en su salida. El término “banda” también se refiere a los filtros de un ecualizador, ya sean éstos de campana o pico, barrido de medios o agudos, etc. A menudo se ofrece una idea de la flexibilidad de un ecualizador (EQ) indicando su número de bandas.

Una idea aproximada de la ocupación de bandas de frecuencia de cada instrumento en una mezcla dance

Banco
La mayor parte de sintes y efectos, tanto hardware como software (plugins), ofrecen bancos con selecciones de programas o presets. Se trata de conjuntos de parámetros prefijados que sirven como excelentes puntos de partida para personalizar tus sonidos y efectos. En los plugins VST o de otros formatos, un preset se almacena en un archivo FXP, mientras que los bancos de programas o presets se almacenan en archivos FXB –también hay plugins que emplean sus propios formatos propietarios para esto. En el mercado se ofrecen bancos comerciales FXB que puedes comprar si prefieres evitarte el “saludable” trabajo creativo de hacerlos tú mismo.

Batido, batimiento (acústica)
Cuando dos señales se aproximan de forma cercana en sus frecuencias, se perciben con una sensación de batido o trémolo en su amplitud a medida que entran y salen de fase. Por ejemplo, dos señales senoidales de 440 y 438Hz sonarán como una señal promediada de 439Hz, con dos niveles crecientes y decrecientes de volumen por segundo, es decir, a una frecuencia de 2Hz (440-438Hz=2Hz). Esos pulsos regulares de nivel se conocen como batidos.

Los batidos se emplean de forma creativa en algunos sonidos de sinte, como los bajos reese, que se logran usando la desafinación de un sinte con efecto unison, o “a mano”, desafinando ligeramente los osciladores.

Beat (varias acepciones)
Referido a batería y percusión:
un arreglo de golpes percusivos englobados en un patrón repetitivo.

Musicalmente, es el término anglosajón usado para identificar una unidad completa de tiempo musical. En un compás de subdivisión binaria (2/4, 3/4, 4/4, etc), un beat equivale a un tiempo, y así, en el usual compás de 4×4, un beat es una nota con un valor de un cuarto de compás. Al beat se le conoce como negra en España, crotchet en Reino Unido o quarter note en Estados Unidos.

Bits (resolución)
La resolución determina, en teoría, el margen dinámico en el flujo de audio digital.
Cuando el audio se presenta como formas de onda, la resolución del eje vertical representa la precisión con la que se expresa la diferencia de volumen entre los samples individuales. 24bit es el estándar profesional actual, aunque las resoluciones más altas son más importantes para grabar música de un amplio rango dinámico (como la música clásica) que para los temas dance o pop (mucho más limitados). De una forma aproximada, cada bit aporta unos 6dB de margen dinámico.

Bitcrushing (efecto)
Se trata de un efecto que reduce la cantidad de bits de una señal digital o su frecuencia de lectura de muestras (sample rate) para crear una especie de distorsión digital. Mediante el bitcrushing o decimación de bits se obtiene una versión de menor calidad del sonido inicial, inframuestreada y sucia, que recuerda a los equipos y ordenadores de los años 80, en los que se empleaba una menor resolución y frecuencia de sampling o muestreo.

Bitcrusher

Bounce
Es el volcado de un tema completo, un grupo de canales, o un solo canal, sobre un archivo individual de audio.
También se le llama «exportación de audio» o “renderizado”. Una vez que el canal o la pista se han volcado, ya no será posible alterarlos de una forma detallada, aunque siempre se podrá editar o procesar de nuevo el archivo resultante.

BPM
Beats Por Minuto en inglés o Negras Por Minuto en español:
es una medida del tempo o velocidad de la música. En un ritmo de 4/4, 120BPM equivaldría a dos notas negras por segundo.

Breakbeat (varias acepciones)
En muestreo o sampling
, es un ritmo de batería, extraído típicamente de temas añejos de funk o rock, durante una parada en la que todos los instrumentos están silencio menos la batería.

En la terminología dance, los breakbeats son la base de numerosos géneros dance y electrónicos, que tras ser procesados, rebanados y reprogramados, dan forma a nuevos ritmos. En su versión más funky y cruda, el Breakbeat es el gén
ero dance inicial que nació con los primeros experimentos de esta técnica.

Brickwall (procesamiento dinámico)
Un limitador brickwall o de muro es un procesamiento que establece una limitación del margen dinámico con un alto ratio (al menos 20 a 1 o hasta infinito a 1) y un tiempo mínimo de ataque. Cuando el umbral de amplitud ha sido fijado, cualquier parte de la señal de entrada que supere dicho umbral será reducida de una forma rápida en su amplitud.

La limitación brickwall establece así un muro para evitar que la señal supere un límite definido por el umbral –se emplea por tanto como protección de salida para evitar daños en etapas posteriores (como altavoces) y en procesos finales de mástering.

En el dominio digital, los limitadores brickwall hacen su trabajo de una forma literal, ya que permiten eliminar los picos de una mezcla de modo que la señal promedio sea elevada en su nivel, evitando el indeseable recorte digital por encima de 0dB (o clipping).

Limitador brickwall o de muro FabFilter Pro-L

Buffer
En el mundo de los ordenadores, un buffer es un área de RAM que almacena los datos que se están procesando en un momento dado.
En la música por software, esos datos son flujos de audio, y es una tarea muy importante fijar un tamaño correcto de buffer (normalmente, ajustable en el diálogo ‘Settings’ de la tarjeta de sonido o el interface de audio).

Los tamaños menores de buffer generan una menor latencia en la reproducción de instrumentos virtuales y monitorización software, pero tienden a crear interferencias, ya que el ordenador intenta mantener la tasa a la que el buffer ha de ser cargado o vaciado. Los tamaños mayores de buffer proporcionan mayor estabilidad, pero tienen más latencia.

Generalmente, lo mejor es usar buffers menores cuando se graba y se compone (para tener una respuesta máxima de monitorización e instrumentos) y mayores cuando se mezcla (para disponer de más estabilidad).

Bus
Como sugiere su nombre, los buses se utilizan para transportar sonidos dentro del mezclador.
Si tienes ocho canales de percusión, por ejemplo, que te gustaría procesar juntos, puedes mezclar la salida de todos ellos en un solo bus, en el que luego insertarás los efectos que desees. Los buses también se usan para trabajar con determinados efectos –consulta Auxiliar (bus)–.

Bypass
Un mecanismo de inhibición de un efecto o etapa de procesamiento. Casi todos los procesadores hardware o plugin que operan en tiempo real, incluyen conmutadores para inhibir (bypassing) su efecto, globalmente o en sus diferentes etapas de actuación. Cuando aplicas un efecto sobre una pista de tu secuenciador, por ejemplo, puedes activar su bypass para escuchar el sonido sin procesar y hacer comparaciones.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES